English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Publicidad

            

jueves, 21 de abril de 2016

Atlas de las praderas marinas de España

Este es el lugar de descarga del Atlas de las praderas marinas de España, es el resultado de un proyecto promovido y coordinado por: 

            

El proyecto ha sido financiado por la Fundación Biodiversidad, la Fundación MAVA y el IEO, y apoyado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 

Motivación y objetivos 
Las praderas de angiospermas (o fanerógamas) marinas se encuentran entre los ecosistemas marinos más complejos y ricos del planeta. Proveen múltiples funciones y servicios relevantes al ecosistema marino y son además centinelas biológicos de los cambios ambientales relacionados con el impacto del hombre en el ecosistema. En consecuencia, estos hábitats se han convertido en elementos imprescindibles para el desarrollo e implementación de las variadas normativas y directivas europeas relacionadas con la conservación y gestión del medio marino. Por todo ello, el conocimiento de la distribución, estado y tendencias de las praderas marinas es un aspecto básico y fundamental no solo desde un punto de vista científico, sino también para establecer criterios y directrices para la gestión y conservación de este hábitat marino clave. 

El objetivo general de este proyecto ha sido realizar por primera vez un inventario de las praderas marinas cartografiadas en todas las comunidades autónomas costeras del territorio nacional, con los siguientes objetivos específicos: 
a) Obtener mapas de las praderas marinas de cada región mediante el análisis y selección de la información cartográfica disponible. 
b) Mostrar el estado actual del conocimiento científico y técnico de las praderas marinas a todos los niveles. 
c) Construir herramientas efectivas para científicos y gestores capaces de: 
 i) Identificar deficiencias de conocimiento en cada región 
 ii) Identificar conflictos entre la conservación de las praderas marinas y las actividades humanas. 
 iii) Definir políticas y acciones específicas para la gestión y conservación de las praderas marinas. 

Autores y colaboradores
La realización de este trabajo solo ha sido posible gracias a un enorme esfuerzo de colaboración y coordinación entre las múltiples y variadas entidades y administraciones responsables de generar la información relacionada con las praderas marinas en España. En total han participado 84 autores y 36 instituciones procedentes de todas las regiones españolas costeras que han estado estrechamente implicadas y vinculadas con la investigación científica, la gestión y la conservación de las praderas marinas en las últimas 4 décadas. Por otro lado se ha contado con la colaboración de un importante elenco de fotógrafos submarinos que han elevado significativamente la calidad estética de la obra y su función divulgativa. 

Estructura básica del Atlas 
La obra se encuentra organizada en once capítulos, cada uno correspondiente a las diferentes regiones del territorio nacional, más un capítulo introductorio en el que se explican una serie de generalidades de las angiospermas marinas y se resumen algunos de los resultados principales del proyecto, en particular aquellos relacionados con la distribución y extensión del hábitat.


Atlas-figura1 En total se han obtenido 52 mapas con la distribución de las cinco especies de angiospermas marinas presentes en España: Zostera marina, Zostera noltii, Posidonia oceanica, Cymodocea nodosa y Halophila decipiens. La escala de los mapas es, en promedio, del orden de 1:200.000. Se presentan además otros 52 mapas indicando las diferentes presiones que amenazan a la conservación de las praderas marinas y las figuras de protección de las áreas marinas con representación del hábitat. 

En cada capítulo los mapas de praderas marinas van acompañados de información que resume el conocimiento científico sobre la biología y ecología de las especies en la región a la que corresponde el capítulo, así como de las fuentes que han dado lugar a los mapas de praderas, la metodología empleada, los objetivos o programas para los que fueron creadas o su precisión y fiabilidad. Asimismo, en cada capítulo se identifican y describen las actividades humanas que han causado un deterioro de las praderas marinas y se resume la información disponible sobre el estado de salud y trayectoria de las mismas. Finalmente, se aporta información del trabajo realizado en cada región costera española para lograr una gestión adecuada de estos hábitats y su conservación, así como unas reflexiones sobre el camino a seguir en un futuro a corto, medio y largo plazo. 

¿Cómo obtener el Atlas? 
Se obtiene mediante descarga en el siguiente link:
Atlas de las praderas marinas de España 

Esta obra debe ser referenciada de la siguiente forma: Ruiz, J.M., E. Guillén, A. Ramos Segura & M. Otero. 2015. Atlas de las praderas marinas de España. IEO/IEL/UICN, Murcia-Alicante-Málaga, 681 pp.

Advertencias sobre el empleo de la información cartográfica del Atlas: 
El empleo de los mapas de praderas marinas del Atlas debe estar de acuerdo con la naturaleza de la información cartográfica empleada para su elaboración, es decir, su escala original, su precisión y fiabilidad. En particular, se advierte que: - Dependiendo de su escala y precisión, los límites de distribución de las praderas marinas mostrados en los mapas del Atlas pueden no ser adecuados para aplicaciones que se planteen a escalas más pequeñas (locales). - En algunas zonas la información cartográfica no es completa. - Para el caso de especies altamente dinámicas (elevada capacidad de propagación vegetativa, elevadas fluctuaciones intra e interanuales, etc.), los límites de distribución son meramente orientativos y definen áreas de distribución potencial, más que límites reales y actuales. - Tanto en el capítulo introductorio, como en los capítulos dedicados a cada región, se indican las fuentes de la información cartográfica disponible y que ha sido utilizada para elaborar los mapas. Tener en cuenta estas fuentes.

Advertencias sobre el empleo de la información cartográfica del Atlas: 
El empleo de los mapas de praderas marinas del Atlas debe estar de acuerdo con la naturaleza de la información cartográfica empleada para su elaboración, es decir, su escala original, su precisión y fiabilidad. En particular, se advierte que: - Dependiendo de su escala y precisión, los límites de distribución de las praderas marinas mostrados en los mapas del Atlas pueden no ser adecuados para aplicaciones que se planteen a escalas más pequeñas (locales). - En algunas zonas la información cartográfica no es completa. - Para el caso de especies altamente dinámicas (elevada capacidad de propagación vegetativa, elevadas fluctuaciones intra e interanuales, etc.), los límites de distribución son meramente orientativos y definen áreas de distribución potencial, más que límites reales y actuales. - Tanto en el capítulo introductorio, como en los capítulos dedicados a cada región, se indican las fuentes de la información cartográfica disponible y que ha sido utilizada para elaborar los mapas. Tener en cuenta estas fuentes. 

¿Cómo obtener las cartografías? 
En estos momentos no es posible la descarga de las cartografías desde esta página web por cuestiones técnicas. Se está trabajando para posibilitar la obtención de dicho material cartográfico y estará disponible próximamente en esta sección. Actualización de las cartografías A partir de la publicación de esta primera edición del Atlas de praderas marinas de España se va a continuar trabajando para la actualización de los mapas y resto de información mostrada en los capítulos, a medida que nuevo material cartográfico se encuentre disponible y se obtenga la autorización correspondiente para integrarlo en el Atlas. Para futuras actualizaciones y ediciones del Atlas, solo se incorporarán aquellas contribuciones que presenten una metodología y precisión adecuadas. Para ello, previamente a la integración de nueva información cartográfica, ésta será analizada por un equipo científico-técnico compuesto por los propios autores del Atlas. 

Contacto: aranzazu.ramos@mu.ieo.es

Fuente noticia: http://www.ieo.es/web/ieo/atlas-praderas-marinas

Seguir Nueva Mirada al Mar en:
                          
Menú Paginas de Entradas
   
   
Gracias por vuestra visita y espero que os guste.

jueves, 7 de abril de 2016

Avistada una yubarta en aguas del Mediterráneo noroccidental

La presencia del cetáceo se ha registrado a escasas millas de Tarragona por una científica del programa de observadores pesqueros del IEO

El pasado 29 de marzo una científica del programa de observadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) registró la presencia de una yubarta (Megaptera novaeangliae) frente a la costa de Tarragona, un cetáceo cuya presencia en estas aguas es muy rara. 

El avistamiento tuvo lugar a unas 5 millas de la costa y se realizó a bordo del buque pesquero en el que la observadora realizaba su trabajo. 

La ballena pudo ser detectada cuando emergió hasta la superficie y comenzó a batir el mar con sus aletas y cola, un rasgo distintivo del comportamiento de esta especie. 

"La sorpresa inicial dio paso enseguida al registro del mayor número posible de detalles", explica Matxalen Pauly, la observadora responsable del avistamiento. "El cetáceo permaneció en la superficie unos minutos golpeando el mar insistentemente con su aleta caudal. En este tiempo también dejó ver su pequeña aleta dorsal (de morfología variable, en este caso con una sola escotadura) y parte de sus aletas pectorales, blancas", relató la científica. 

La rapidez con que fueron tomadas las imágenes fue clave para poder identificar la especie. 

La ballena jorobada o yubarta, perteneciente al suborden de los misticetos o cetáceos con barba, es de las ballenas más grandes, ya que alcanza una longitud máxima de unos 16 m. Tiene una distribución global y está presente en todos los océanos del planeta. Sin embargo, en el Mediterráneo es accidental, de ahí la relevancia de la observación. Aunque tienen preferencia por aguas frías, como las lindantes con los polos, durante los inviernos polares buscan aguas más templadas en zonas subtropicales. Es en estas regiones donde se reproducen. Los ejemplares adultos pueden sobrepasar las 30 toneladas de peso y las crías al nacer pesan unos 600 kg. 

En el Mar Mediterráneo se tiene constancia de muy pocos registros (apenas una veintena entre varamientos, capturas accidentales y observaciones), aunque en la última década parecen haber aumentado con respecto a años anteriores. Esto puede ser debido al aumento de la población de yubartas en el Atlántico Norte y/o un mayor número de observadores. 

Según ACCOBAMS (Agreement on the Conservation of Cetaceans in the Black Sea Mediterranean Sea and Contigous Atlantic Area) en aguas españolas se han observado e identificado cuatro ejemplares, datando la última observación de abril de 2011 en las cercanías de Sagunto.

Fuente de la noticia: http://goo.gl/cIQN29

Seguir Nueva Mirada al Mar en:
                          
Menú Paginas de Entradas
   
   
Gracias por vuestra visita y espero que os guste.

Secretaria presenta un conjunto de medidas destinadas a la recuperación de los recursos pesqueros en el Mediterráneo

Andrés Hermida presenta un conjunto de medidas destinadas a la recuperación de los recursos pesqueros en el Mediterráneo
Incluyen la creación de una mesa de trabajo, nuevas medidas de gestión para la pesca marítima de recreo y nuevas medidas técnicas para la flota profesional de arrastre de fondo, cerco y palangre de superficie. 

También se contemplan otras medidas de acompañamiento estructurales y socioeconómicas para la flota profesional de las mismas modalidades y medidas de mercado y comercialización. 

España toma así la iniciativa ante la preocupante situación por la que atraviesan los stocks del Mediterráneo, que ha llevado a la Comisión Europea a solicitar a los Estados miembros a presentar nuevas medidas de gestión en esas aguas. 

El secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Andrés Hermida, ha mantenido hoy una reunión con representantes de las Comunidades Autónomas del Mediterráneo, del Instituto Español de Oceanografía (IEO), del sector de todas las modalidades afectadas, y agentes sociales, en la que ha presentado un conjunto de medidas destinadas a la recuperación de los recursos pesqueros en el Mediterráneo, que podría incluir un Plan de Gestión Extraordinario para el periodo 2016 – 2019. 

Las medidas, contemplan, desde una perspectiva global e integral, actuaciones dirigidas tanto a la pesca profesional, como a la pesca marítima de recreo, que se articulan en cinco bloques, aún pendientes de los últimos ajustes. Incluyen las aportaciones recibidas al bloque de medidas ya presentado en marzo, en las reuniones sectoriales celebradas con las distintas Administraciones y entidades interesadas.


ACTUACIONES PLANTEADAS 

El conjunto de medidas hoy presentadas contemplan:

.- Creación de una mesa de trabajo “ad hoc”, que contará con la participación de todos los interesados, y cuya finalidad será la de analizar la información disponible sobre la situación del Mediterráneo y proponer actuaciones alternativas a las ya existentes. 

.- Nuevas medidas de gestión para la pesca marítima de recreo.

.- Nuevas medidas técnicas para la flota profesional de arrastre de fondo, cerco y palangre de superficie, con la finalidad de reducir el esfuerzo pesquero, con el establecimiento de nuevas zonas de protección a la pesca, revisión de las especies autorizadas a capturar y el establecimiento de topes máximos de capturas.

.- Otras medidas de acompañamiento estructurales y socioeconómicas para la flota profesional de las mismas modalidades, que prevén ayuda financiera para la realización de paradas temporales de hasta dos meses anuales, aumento de los baremos para las bajas definitivas mediante desguace y flexibilización para la aportación de bajas del mediterráneo para regularizaciones en otros caladeros. 

.- Medidas de mercado y comercialización, destinadas al fomento del consumo responsable de pescado y la promoción, mediante distintivos específicos de los productos procedentes de esta zona. 

Los asistentes a la reunión, han valorado positivamente el documento y han coincidido en la preocupación por la situación de las poblaciones del Mediterráneo. Al mismo tiempo han reconocido que, más allá de la actividad pesquera, hay más operadores o factores que están incidiendo en la mala situación de los recursos, por lo que han solicitado la actuación en otros ámbitos como el control de la contaminación, el transporte marítimo o los cambios tróficos entre otros. 

También se ha planteado, de forma unánime, la necesidad de consensuar estas medidas con el resto de los Estados miembros participantes en las pesquerías del Mediterráneo, así como los otros Estados ribereños, para lograr una mayor eficacia en su aplicación. 

España toma así la iniciativa ante la preocupante situación por la que atraviesan los stocks del Mediterráneo, planteada ya por el Comisario de Pesca, Karmenu Vella, durante la celebración de un Seminario de alto nivel, el pasado mes de febrero en Catania (Italia), en el que expuso la necesidad de adoptar medidas urgentes. Esta situación ha hecho que la Comisión solicite a los Estados miembros la presentación de nuevas medidas de gestión del Mediterráneo.

Fuente de la noticia: http://www.magrama.gob.es/es/prensa/noticias/andr%C3%A9s-hermida-presenta-un-conjunto-de-medidas-destinadas-a-la-recuperaci%C3%B3n-de-los-recursos-pesqueros-en-el--mediterr%C3%A1neo-/tcm7-417282-16

Seguir Nueva Mirada al Mar en:
                          
Menú Paginas de Entradas
   
   
Gracias por vuestra visita y espero que os guste.

miércoles, 6 de abril de 2016

Descubren en Blanes una nueva especie de gusano comehuesos

Tubo de hembra de Osedax deceptionensis. En la base del tubo se pueden ver por transparencia los palpos de la hembra y en la parte más distal hay huevos retenidos dentro del tubo

Un equipo de investigadores coordinado por la Universidad de Barcelona ha descubierto en las aguas de Blanes, por primera vez en el mar Mediterráneo, una nueva especie de Osedax, un gusano comehuesos que hasta ahora solo se había encontrado en aguas más frías y profundas. 

El trabajo, publicado en la revista científica PLOS ONE, está firmado por los investigadores Sergio Taboada, Ana Riesgo, Maria Bas, Miquel A. Arnedo y Conxita Àvila, del Departamento de Biología Animal y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la UB (IRBio), así como por Javier Cristobo (Instituto Español de Oceanografía) y por uno de los expertos mundiales en el estudio de estos organismos, Greg Rouse (Instituto Scripps de Oceanografía, Estados Unidos). 

En el artículo también se profundiza en la descripción filogenética, morfológica y ultraestructural del Osedax deceptionensis, otra especie de Osedax que fue descubierta por el mismo grupo de investigadores en 2013 en la isla Decepción, en el archipiélago de las Shetland del Sur (Antártida). 

Un anélido especializado en huesos de vertebrados hundidos 

Los Osedax, conocidos comúnmente como gusanos comehuesos, son anélidos marinos que constituyen un ejemplo notable de adaptación evolutiva a un hábitat especializado: los huesos de vertebrados hundidos en el mar. Hasta ahora, estos organismos solo se habían hallado en los océanos Pacífico, Atlántico norte y Antártico; por lo que haberlos encontrado en el Mediterráneo supone una novedad: «El hecho de que hayamos encontrado Osedax por primera vez en el Mediterráneo constata que estos organismos también pueden vivir en latitudes templadas, relativamente a poca profundidad, aunque en relación con aguas más profundas», explica Sergio Taboada. 
Osedax del Mediterráneo se encontró en unos huesos ...

En las aguas donde solemos encontrar Osedax, la temperatura es baja, de entre -1 y 1,5 °C; mientras que, en el Mediterráneo, a poca profundidad, la temperatura es de entre 11,8 y 22,2 °C. «La descomposición rápida del contenido de lípidos en los huesos que se encuentran en aguas a temperaturas más cálidas podría estar detrás de la ausencia de Osedax en el Mediterráneo a profundidades menores de 50 metros», apunta la investigadora de la UB Conxita Àvila. En la Antártida, en cambio, dado que la temperatura del agua es muy homogénea en toda la columna de agua, también se encuentran Osedax a muy poca profundidad. 

«Cuando un cadáver de vertebrado llega al fondo marino del Mediterráneo y se queda a poca profundidad, son las bacterias de vida libre las que degradan los huesos, descomponiendo la materia orgánica. A más profundidad, hay menos presencia de este tipo de bacterias a causa de las temperaturas más bajas de las aguas; pero también encontramos Osedax que, mediante unas bacterias endosimbiontes, se alimentan de la materia orgánica retenida en los huesos y ayudan así a descomponerlos», explica Sergio Taboada. 

Según los investigadores, la presencia de Osedax en estas latitudes podría tener relación con el contacto con las aguas más profundas y frías del cañón submarino de Blanes, una zona donde piensan que podrían vivir poblaciones más abundantes y estables de la nueva especie de Osedax. «Necesitamos realizar más estudios para establecer si esta nueva especie, a la que todavía no le hemos dado nombre, solo vive en las aguas poco profundas del Mediterráneo occidental o también se encuentra en aguas profundas de otras cuencas, como por ejemplo el Mediterráneo oriental o el océano Atlántico», resalta Conxita Àvila. En este sentido, pendientes de poder recoger más muestras de esta nueva especie para estudiar sus caracteres morfológicos, «las únicas diferencias que hemos podido constatar respecto a otras especies son de carácter genético», aclara Sergio Taboada. 

Alimentación en simbiosis con bacterias 

Hasta ahora solo se habían descrito seis especies del género Osedax, aunque se ha constatado la existencia de más de veinticinco. Estos gusanos comehuesos, descritos por primera vez hace once años, tienen características muy particulares. Los machos son microscópicos (del orden de unas 100 a 500 micras) y viven dentro de un tubo que construyen las hembras, donde solo desempeñan una función reproductiva. 

Las hembras, por su parte, presentan una simbiosis con bacterias que les permite degradar la materia orgánica retenida en los huesos. No tienen ni boca ni tracto digestivo, así que se alimentan directamente mediante estas bacterias. De este modo, estos pequeños organismos (de pocos milímetros a pocos centímetros) ayudan a devolver al ecosistema la materia orgánica que almacenan los huesos. 

A grandes rasgos, las hembras presentan una parte del cuerpo que queda fuera del hueso, formada por un tronco y una parte cefálica de donde salen unos palpos, que suelen ser de color rosado por la presencia de vasos sanguíneos. Estos palpos actúan como branquias, y en ellos se produce el intercambio de gases. Las raíces, donde almacenan las bacterias endosimbiontes, se localizan en la parte interior del hueso. 

Referencia del artículo: 
Taboada, S.; Riesgo, A.; Bas, M.; Arnedo, M. A.; Cristobo, J.; Rouse, G. W., y Àvila, C. «Bone-eating worms spread: Insights into shallow-water Osedax (Annelida, Siboglinidae) from antarctic, subantarctic, and mediterranean waters», PLOS ONE, noviembre de 2016. Doi: 10.1371/journal.pone.140341

Spread hueso que se alimentan de gusanos: Insights en aguas poco profundas Osedax (Annelida, siboglinidae) del Antártico, subantártico y aguas del Mediterráneo.
http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0140341

Seguir Nueva Mirada al Mar en:
                          
Menú Paginas de Entradas
   
   
Gracias por vuestra visita y espero que os guste.